CGP – Caja General de Protección

CGP – Caja General de Protección

La CGP (Caja General de Protección) es la envolvente que, conectada a la red de distribución, es donde se alojan los fusibles que protegen a los conductores que salen de ella y que sirve para conectar a los clientes a la red de la empresa distribuidora, normalmente en baja tensión.

El objetivo de la CGP es:

Evitar que averías en la red del cliente se extiendan a la red de la distribuidora y, por tanto, que afecten a otros clientes. Protegen las LGA (Línea General de Alimentación) contra sobrecargas y cortocircuitos. Es obligatorio proteger contra sobreintensidades cuando se reduce la sección de los conductores en un punto, esto suele ocurrir entre la acometida y la LGA.
Marcar el límite de propiedad y responsabilidad entre la compañía suministradora y los clientes.
Servir como punto de seccionamiento para dejar sin tensión a toda la instalación de enlace en caso necesario.

La caja general de alimentación, se instala preferentemente fuera de los edificios y en la zona más próxima a la red distribuidora, en lugares de libre y permanente acceso. Cuando la fachada no linde con la vía pública, la caja general de protección se situará en el límite entre las propiedades públicas y privadas.

Cuando la acometida (red de la empresa distribuidora) sea aérea, podrá instalarse en montaje superficial, la instalación aérea se hará a una altura de entre 3 y 4 m del suelo. Cuando la acometida sea subterránea se instalará en el interior de un habitáculo en pared, que se cerrará con una puerta preferentemente metálica. La parte inferior de la puerta se encontrará a un mínimo de 3 dm del suelo.

Las cajas a utilizar serán según las normas UNE correspondientes y dentro de las mismas se instalarán fusibles en todos los conductores de fase, calibrados según la corriente de cortocircuito prevista en el punto de consumo, el neutro estará formado por una conexión amovible situada a la izquierda de las fases y dispondrá también de un borne para su conexión a tierra si procede.

Las Cajas Generales de Protección se recomienda que sean de la Clase II (doble aislamiento o aislamiento reforzado).

Caja General de Protección y medida

En el caso de suministros para un único usuario o dos usuarios alimentados desde el mismo lugar, podrá simplificarse la instalación colocando en un único elemento la caja de protección y el equipo de medida (contadores), llamándose CPGM o Caja General de Protección y medida.

Mantendrán las mismas características de instalación que las CGP pero con la condición de que las mirilla de visualización de los elementos de contaje, resistentes a los rayos ultravioleta, deben situarse a una altura del suelo de entre 0,7 m y 1,8 m